Saltear al contenido principal

Nueva Ley de Alquileres: más beneficios para los inquilinos

Nueva Ley De Alquileres: Más Beneficios Para Los Inquilinos

El pasado viernes 12 de junio se aprobó la Ley de Alquileres en el Senado de la Nación. Las nuevas modificaciones del Código Civil y Comercial de la Nación que beneficiarán al inquilino entrarán en vigencia el día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial. Todos los contratos de locación que se firmen a partir de ese momento deberán regir bajo la nueva ley, mientras que los existentes continuarán igual hasta su renovación.

Los principales cambios que se establecen en la nueva Ley de Alquileres que regula el vínculo entre el locatario y el inquilino son:

  • El plazo mínimo de los contratos de alquiler será extendido a 3 años.
  • Se establecerá el índice para la actualización de los precios anualmente, que estará conformado por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que será comunicado mensualmente por el Banco Central de la República Argentina.
  • El anticipo y depósito de garantía solicitado al inquilino no podrá ser mayor al valor equivalente a un mes de alquiler.
  • Además, el reintegro de la garantía deberá realizarse en efectivo al valor del último mes de alquiler en el momento de la restitución del inmueble.
  • El locatario deberá presentar como garantía al menos dos de estas opciones: garantía o título de propiedad inmueble, aval bancario, seguro de caución, fianza o garantía personal del inquilino (como recibo de sueldo o certificado de ingresos).
  • Será obligación del locador informar y declarar los contratos de alquileres ante la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos).
  • También establece que las expensas extraordinarias deberán correr a cuenta del locador y no del inquilino.
  • A la hora de la renovación del contrato, el locador tendrá que comunicar si desea renovar el contrato y las nuevas condiciones con un mínimo de tres meses de anticipación.
  • Finalmente, se determinó que los contratos de alquiler solo estarán a cargo de un profesional matriculado.

Mientras tanto, los contratos de alquiler preexistentes y que aún se encuentren vigentes, deberán respetar lo establecido en el Decreto 320/2020 hasta el 30 de septiembre de este año.