Saltear al contenido principal

Mejorar la ciudad a través de la mirada colectiva

Mejorar La Ciudad A Través De La Mirada Colectiva

María Eugenia Ramos Pérez y Yolanda Muñoz Hernán estuvieron en la Ciudad de Buenos Aires dando una serie de charlas sobre Planificación Participativa, un tema fundamental para que los procesos de transformación urbana resulten exitosos. Ambas fueron parte de una interesante experiencia de participación ciudadana en Otxarkoaga, un barrio de muy mala fama de Bilbao: a través del programa Imagina lograron cambiar la imagen y la realidad del lugar en tan sólo cinco años de trabajo.

Imagina es un programa de transformación de la realidad comunitaria desde la participación de todos los actores que conforman un barrio. Se trabaja de forma proactiva, buscando promocionar la convivencia con el fin de cambiar la situación los vecinos. Para que el proceso logre una real transformación es necesario contar con un acuerdo de voces que debe incluir al poder político, sin considerarlo un enemigo. Una metodología clara y precisa otorga a los resultados legitimidad: es difícil que algún funcionario eche atrás un proyecto en donde han participado 2000 ciudadanos.

Las claves para que un programa de estas características resulte exitoso es conseguir que la gente participe, pero no para comunicarles qué es lo que el municipio piensa hacer en un lugar puntual sino para consultarles qué es lo que ellos creen que necesitan. El análisis para llegar a un diagnóstico puede llevar 6 meses, y empieza con un muestreo que incluye entrevistas a grupos representativos de los diferentes sectores sociales de la comunidad.

En una segunda instancia se convoca a las personas a trabajar para proyectar la visión de cómo les gustaría que fuera ese lugar. En ese momento se proyecta el sueño: ¿cómo sería el barrio que la comunidad quiere tener? Para llevar esto adelante se realiza un plan de acción que se trabaja en conjunto con el municipio, los técnicos y los vecinos estableciendo plazos a corto, mediano y largo plazo con un seguimiento y evaluación posterior.

Estas experiencias demuestran que instalar el diálogo entre los ciudadanos y el ámbito político es posible. ¿Sería viable encarar un programa de este tipo en Luján?

Fuente: arq.clarin.com

Buscador de Propiedades