Saltear al contenido principal

Matías Llanos opina sobre el nuevo COU

Matías Llanos Opina Sobre El Nuevo COU

Compartimos la opinión de Matías, integrante de Grupo Llanos Arquitectura, acerca del nuevo Código de Ordenamiento Urbano de Luján.

Desde el lugar de ciudadano, con gran interés en el urbanismo y arquitectura, sólo voy a reflexionar sobre el texto del COU, plasmado por el Municipio de Luján en su web y en el Plano Emplazamiento de Distritos. Es decir, lo escrito con lo dibujado o “las palabras con los dibujitos”.

En las Disposiciones Generales se plantean 5 Ejes Estratégicos:

El primer eje estratégico propone posicionar a Luján como un centro autónomo complejo, señalando el interés por consolidar un cinturón verde que -previendo la futura expansión urbana-, proteja a la localidad del proceso de metropolización, señalando asimismo la necesidad de estructurar un sistema vial y de transporte y consolidar acuerdos regionales con los municipios contiguos.

La metropolización es el fenómeno de avance territorial y demográfico de la metrópolis sobre las ciudades vecinas. Esto sucede (en la mayoría de los casos) gracias a la estructura del sistema vial, entiéndase: rutas y autopistas. Resulta casi inevitable oponerse a esto, de hecho, las grandes ciudades cada vez más se extienden y se densifican. Reflejo de esto es lo que sucede en el Corredor Norte o mismo, en el Corredor Oeste. Más allá de esto, hay tener en cuenta que la creación de cinturones verdes es una decisión apropiada para mantener cierta calidad de pueblo.

El segundo eje, movilizar el potencial económico de la localidad, destaca la necesidad de reorganizar el espacio productivo, estimular el crecimiento de las actividades comerciales y de servicios destacando el interés por el desarrollo de actividades turísticas, así como de áreas de apoyo a la segunda residencia y a las actividades universitarias.

Aquí se plasma una cuestión abarcativa y conquistadora, como de “dejar contento a todo el pueblo”. Suena lindo. La inquietud radica en cómo aplicar estos conceptos a la realidad. Si bien los nuevos corredores comerciales y residenciales son apropiados en zona y densidad, hay un gran estancamiento y deterioro de la actividad turística pública. Luján tiene un enorme potencial, y sin embargo, según índices de especialistas, el visitante se queda en promedio no más de dos horas y media en la ciudad. Queda a la vista que no ofrecemos una buena contención.

El tercer eje propone consolidar la imagen de Luján, señala la necesidad de poner en valor el casco histórico, promover una adecuada jerarquía de centros y producir ajustes normativos que mejoren las posibilidades del gobierno municipal de acompañar el crecimiento del área urbana, regulando la subdivisión del suelo y los estándares requeridos para la producción de suelo urbano, tipos e intensidades de uso, definiendo una morfología adecuada para cada zona del Partido en función de sus potencialidades. Define además, la necesidad de poner en valor el patrimonio construido, llevando adelante un trabajo de relevamiento y catalogación de áreas y edificios de valor patrimonial (histórico, arquitectónico o paisajístico) dando una normativa específica para las áreas de protección.

Nuevamente, se repite un concepto que agrupa temas diversos y generalidades. En lo personal, me preocupa el “cómo” implementar estas ideas. ¿Cómo dar valor o plusvalía al patrimonio construido?, ¿solamente con un relevamiento? En mi opinión, no es suficiente. ¿Con una normativa que ayude al mantenimiento del mismo? Entiendo tampoco. ¿Qué hace el Municipio por aquellos propietarios con edificios de valor patrimonial? Lo desconozco, pero percibo que aquellos edificios de valor patrimonial están convirtiéndose en escombros. Tal vez, sea solo una percepción, pero la antigua casona de Mitre entre Italia y Colón ya no se encuentra de pie.

Sin incentivo a la protección, y frente a una falta de normativa concreta, Luján (a menos que esté en manos del Estado) no será capaz de mantener edificios de interés patrimonial. Desde hace un tiempo, el bien inmobiliario es considerado un bien financiero o de transacción perdiendo esa tradición de ser la casa donde uno nacía, se desarrollaba y en algunos casos, moría.

El cuarto eje propone avanzar en el proceso de la consolidación urbana y mejoramiento de la calidad de vida, proponiendo acciones de expansión de redes, tratamiento de áreas verdes en el marco de programas de barrio en los que se canalice la acción pública al mejoramiento del cuadro de vida barrial dando respuesta a la problemática habitacional […].

Existen 3 ejes de crecimiento según el urbanismo: crecimiento por extensión, por consolidación y por densificación. En este COU se proponen de los 3 tipos. Hay gran habilitación de suelo urbano, que con el trazado y continuidad de calles permite la extensión de la trama urbana. La consolidación viene de la mano de la construcción de viviendas en esos terrenos vacantes; y por último, la densificación, en aquellas zonas con mayor cantidad y calidad de servicios e infraestructura para no generar el colapso de su totalidad.
Me acoto solo a la aclaración y explicación de los casos y me reservo la opinión para no perder cierta objetividad.

Con respecto al mejoramiento de la calidad de vida, deberíamos comenzar por definir qué es. Yo creo, y percibo, que los espacios públicos están degradados en demasía. Con pocas áreas verdes, en mal estado, sin mantención y hasta en muchos casos, usurpados con viviendas de mediana y baja calidad. El acceso a la vivienda es un gran problema claro de ver en la Provincia de Buenos aires.

Calidad de vida también es poder caminar cómodamente por las veredas de Luján, que haya un buen arbolado urbano que contribuya a la sustentabilidad y paisaje urbano. Calidad de vida es… que cada día seamos un poquito mejor vecinos y consideremos en nuestro actuar al otro. Que los chicos puedan jugar en las plazas o simplemente en un pedazo de pasto para patear la pelota. Y todo lo que imaginamos para bien, también es calidad de vida.

Por último, el quinto eje propone la recuperación de la calidad ambiental, promoviendo una serie de acciones tendientes a mejorar el manejo ambiental del Partido.

Si se menciona la palabra “recuperación”, es porque en algo hemos perdido el control. Y claramente una de las mayores pérdidas, es la calidad ambiental.

Para finalizar, concluyo que este nuevo COU es un pequeño paso de avance, pero entendamos al COU a la ciudad como los huesos son al cuerpo humano, es decir, sólo es una base. Somos nosotros, los vecinos, los que habitamos y vivimos, los encargados de darle calidad a esta ciudad, de ser un poco menos egoístas, de dejar de ver la ciudad y la vida de acá a 4 años, de saber que lo que construimos hoy va a quedar por muchos años más. De dejar un legado, un aprendizaje y una enseñanza a los más chicos.

Por último, no puedo dejar de mencionar que este COU olvida, desconozco si intencionadamente, un tema tan importante y profundo como la cuenca del Río Luján. Sostengo que el Río Luján es mucho más que 5 líneas de colores: cauce fluvial al medio, de color azul, borde fluvial a los costados, de color celeste, y línea de ribera de color verde.

Matías Llanos.

Buscador de Propiedades