Saltear al contenido principal

Garantía propietaria: qué es y para qué sirve

Garantía Propietaria: Qué Es Y Para Qué Sirve

A la hora de alquilar una propiedad el dueño del inmueble tiene el derecho de exigir un documento que garantice que las obligaciones del contrato se cumplirán estrictamente por parte del inquilino y de lo contrario habrá un tercero que responderá por él.

Disponer de una garantía propietaria significa presentar otra propiedad como amparo frente a cualquier incumplimiento del contrato de alquiler. Para ello, se debe presentar la escritura de otro inmueble que sirva para respaldar a la persona que necesita alquilar.

En la mayoría de los casos, uno de los requisitos que debe cumplir esta garantía es que la propiedad debe estar ubicada en la misma ciudad que el inmueble a alquilar, aunque en ocasiones las inmobiliarias o el dueño pueden aceptar un bien registrado en otra localidad.

Finalmente, si el inquilino no cumple con sus obligaciones y el garante tampoco responde ante el locador o inmobiliaria, se deberá recurrir a la justicia. Es decir, que no se actuará sobre el bien establecido como garantía.

¿Existen otras garantías de alquiler?

A pesar de que la garantía propietaria es la más tradicional, muchas veces es la más difícil de conseguir para el inquilino. Es así que existen otras garantías que pueden ser presentadas frente al contrato de alquiler.

  • Garantía bancaria: los bancos emiten una garantía a quienes puedan demostrar sus ingresos y no tengan deudas o inconvenientes con el sistema financiero. Las entidades bancarias suelen cobrar una comisión sobre el contrato para emitir este documento.
  • Seguro de caución: esta garantía es emitida por una empresa de seguros. Suelen servir como respaldo tanto para el pago de alquiler, como para expensas y servicios. El costo para la gestión de este seguro se calcula en base al alquiler y el costo de las expensas.