Saltear al contenido principal

Expo Real Estate: el futuro del mercado

El 20 y 21 de agosto estuvimos presentes en la Expo Real Estate 2014, realizada en el hotel Hilton de Buenos Aires. La crisis del sector inmobiliario y sus posibles soluciones fueron los temas que dominaron las conferencias.

La agenda de los dos días estuvo cargada de charlas de expositores nacionales y extranjeros, entre los que se destacaron los desarrolladores de Miami y países limítrofes, como Paraguay. Tanta presencia internacional puso negro sobre blanco en lo que a las distintas realidades se refiere: en comparación con los emprendimientos latinoamericanos, los desarrollos locales ralentizaron su ritmo de manera notoria.

Las charlas sobre el mercado local se focalizaron en las estrategias que podrían trazarse desde hoy hasta el fin de ciclo, como llamaron los expositores al cambio de mandato presidencial.

Uno de los principales actores que contaron su experiencia fue Horacio Parga, Director de Grupo Edisur, quien destacó que su compañía trazó tres líneas de acción. La primera consiste en encargarse del proceso desde el inicio hasta el final, sin recurrir a intermediarios. Esto le permite tener un mayor control de los costos y mantener el mismo espíritu y filosofía. La segunda trata de ser conscientes de la importancia del cliente, y comprenderlo como un recurso escaso. Y por último, Parga rescató la importancia de apostar a grandes proyectos para seguir emprendiendo aún en momentos difíciles.

En líneas generales, todos los conferencistas reconocieron que hay dinero disponible en el mercado. “Los argentinos tienen 200 mil millones de dólares bajo el colchón”, según detalló Mario Gómez de Le Bleu Negocios Inmobiliarios. El panorama no podría ser mejor, si se combina con otro dato central: el metro cuadrado en la Argentina “está barato”, como señaló Damián Tabakman, director de EN Real Estate. Sin embargo, la crisis que comenzó con el cepo cambiario en octubre de 2011 agudiza la incertidumbre generada en la macroeconomía, que ahuyentó a los inversores especulativos. En su lugar, quedó expuesta una demanda genuina de consumidores finales, conformada por personas que quieren comprar su primera vivienda. El retiro del primer tipo de inversores obligó a los desarrolladores a crear productos a medida, con esquemas de financiamiento más accesibles.

En Grupo Llanos no estamos ajenos a la realidad del mercado, sin embargo, continuamos apostando al desarrollo inmobiliario con proyectos que no sólo brindan soluciones habitacionales sino que además buscan agregar valor al paisaje arquitectónico de la ciudad.

Fuente: arq.clarin.com

Buscador de Propiedades