Saltear al contenido principal

¿Cuándo la compra de un departamento es un buen negocio?

¿Cuándo La Compra De Un Departamento Es Un Buen Negocio?

Si estás decidido a invertir tus ahorros en un departamento es necesario establecer si la compra del inmueble seleccionado resultará en un negocio beneficioso a largo plazo. Aunque muchas personas creen que lo más importante es el valor del metro cuadrado de acuerdo a la zona o la calificación a un crédito hipotecario, existen otras variables importantes como el estado del edificio, servicios, mantenimientos y gastos que deben ser tomadas en cuenta.

¿Qué características mirar antes de comprar?

La ubicación

La cercanía a medios de trasporte y lugares sociales, como bocas de subte, paradas de colectivos, plazas, iglesias y centros educativos, suelen elevar el valor de la propiedad así como aumentar la posibilidad de reventa a futuro. Sin embargo se debe tener en cuenta que también existe una porción del mercado que busca zonas más alejadas, silenciosas y menos populosas de la ciudad.

Orientación y consumo

La orientación del departamento con respecto a los puntos cardinales puede influir en el valor del metro cuadrado y afectar los gastos posteriores de consumo energético. Por ejemplo, las unidades que se orienten al Este y Noreste poseen mayor entrada de luz, resultando en menos consumo de luz y gas por ser más luminosos y cálidos.

Los servicios

Es aconsejable buscar inmuebles en donde los servicios energéticos estén subdivididos por cada unidad o propietario, de esta manera será más fácil obtener un mayor control del consumo y gasto generado por el mismo.

Las coberturas

Se debe constatar que el edificio cuente con seguros contra incendios y responsabilidad civil, además de la ART para las personas que trabajan en el edificio. Una forma de asegurarse que la administración hace bien su labor es revisar las expensas y comparar los gastos relacionados a estos conceptos con respecto a otros edificios de la zona.

Las expensas

Siempre se debe tener en cuenta el monto de las expensas y las variaciones en el tiempo para saber si se puede afrontar este gasto. También es conveniente investigar si existen morosos y aumentos extraordinarios frecuentes derivados de una mala administración o por gastos de mantenimiento debido al mal estado estructural.

a estructura y la unidad

Por último pero no menos importante, es necesario revisar el estado de los pilares comunes, paredes del edificios, las zonas de bauleras, cocheras, sótanos y salas de máquinas para detectar posibles problemas estructurales. Además en la unidad propiamente dicha se den observar las instalaciones eléctricas, además de los interiores de los placares, alacenas y aberturas, ya que revelan los estados de las cañerías, los cerramientos, persianas y carpintería metálicas.

Fuente: La Nación

Buscador de Propiedades