Saltear al contenido principal

Consejos para elegir los colores de tu casa

Consejos Para Elegir Los Colores De Tu Casa

Nuestro cerebro relaciona colores con emociones, es por eso que elegir el tono adecuado para cada ambiente a veces se torna muy complejo. Aquí compartimos una guía que puede facilitarte las cosas a la hora de tomar esta difícil decisión.

Amarillo

El color amarillo representa el sol. Nos hace pensar en la vitalidad, el intelecto y la energía. Está de moda para los comedores y cocinas. Es un color muy estimulante que mejora la concentración y la velocidad del metabolismo, mantiene el cerebro encendido. En los casa, es ideal para los estudios y las cocinas, pero no muy recomendable para los dormitorios, estudios indican que los bebés lloran más en las habitaciones amarillas. Una tonalidad amarilla brillante ilumina el área donde ocurren las actividades, dando un ambiente alegre y positivo.

Azul

El azul generalmente está asociado con cualidades como la tranquilidad, la serenidad y la introspección; encarna el espíritu y la energía del agua. Puede parecer un tono frío y poco acogedor. De acuerdo con un estudio realizado por Pantone, los trabajadores de oficina se quejaron de que la oficina estaba muy fría cuando fue pintada de azul, y sin embargo cuando la misma estaba pintada de un color melocotón, les parecía que estaba más caliente a pesar de que la temperatura no había cambiado. El color azul, en sus tonalidades más fuertes, suprime el apetito y estimula el pensamiento, por lo que es malo para dormitorios y comedores. Sin embargo, es un color excelente para los estudios y las salas de juegos o ejercicios.

Verde

Verde significa crecimiento, el color verde estimula los sentimientos de armonía y paz; es naturaleza. Se tarta de un color que a menudo se usa en los hospitales, ya que está asociado a la salud y a la eficiencia. Dependiendo de la intensidad del mismo y de la luz del ambiente en que lo empleemos podemos crear efectos muy diferentes; los verdes brillantes mejoran la visión y crean un ambiente refrescante, mientras que los verdes más suaves son más naturales y producen un efecto de calma. Un verde menta es un tono acogedor y relajante para los vestíbulos. Turquesas pálidos y verdes mar son excelentes para las habitaciones de los niños, son tonalidades suaves que no producen una sensación de letargo, además no conlleva ninguna connotación de género asociada.ç

Rojo

No usaremos nunca el rojo como el color principal de nuestra casa, es un color lleno de pasión y ha de utilizarse con moderación, como un acento único con el que conseguiremos dramatizar cualquier ambiente. Si nuestra casa tiene sus raíces en el paisaje, los tonos como la terracota o el coral pueden ser maravillosos colores de decoración. En una sala formal el uso de un rojo intenso, oscuro, puede complementar perfectamente la decoración de la misma. Es también un estimulante del apetito, por lo que es interesante salpicar con detalles en rojo nuestro comedor.

Morado

Es un color artístico, ligado a la meditación, espiritual y ritual. También es considerado como real y digno, conjurando visiones de una monarquía. En tonalidades más oscuras se asocia con la pasión y el fuego. Por otro lado, las tonalidades lavanda tienen un potente efecto sedante, hay que utilizarlas con cuidado si no queremos que nuestra sala de estar o el comedor tengan un aspecto somnoliento. Sin embargo son ideales para utilizarlos en nuestros dormitorios.

Naranja

El color naranja aporta optimismo y añade una nota de bienvenida para las entradas y pasillos. Es muy bueno cuando se aplica a una sola pared en un esquema de color neutro, añadiendo un toque de vida y de diversión. Puede hacer que una habitación parezca más pequeña, por lo que si se usa en exceso puede conseguir que una determinada habitación se transforme en un espacio claustrofóbico y estresante. No es un color adecuado para dormitorios ni estudios, ya que podríamos encontrar dificultades para dormir o concentrarnos. Sin embargo, ayuda a la digestión y aumenta el apetito, así como la participación del cerebro. Por lo tanto, es ideal para cocinas, áreas de juego, salas de estar y comedores.

Rosa

El rosa es tradicionalmente visto como un color femenino, reservado a las habitaciones de las niñas, aunque se trata de uno de los colores más acogedores y reconfortantes que hay. Mediante el uso de tonalidades con rosas intensos podemos convertir las habitaciones en ambientes más cálidos, nutriendo a los dormitorios de un agradable confort para conciliar el sueño. Puede ser la tonalidad a sorprender y elegir en nuestros baños y cocinas.

Pastel o crema

El color crema o pastel es muy popular debido a su neutralidad y suavidad, es más cálido que el blanco puro. Resulta una buena opción si estamos planeando vender nuestra vivienda, ya que crea una sensación de limpieza y amplitud.

Buscador de Propiedades