Saltear al contenido principal

¿Qué saber antes de comprar un aire acondicionado?

¿Qué Saber Antes De Comprar Un Aire Acondicionado?

El calor se está acercando y es necesario preparar nuestro hogar para poder relajarnos mientras escapamos del agobiante sol del exterior. Para lograrlo, la mejor solución puede ser adquirir un aire acondicionado para que mantenga los ambientes frescos, a la vez que purifique el aire y evite los malos olores.
Como sabemos que es un artefacto que implica una gran inversión, te contamos cuáles son los detalles que debés tener en cuenta a la hora de comprar el indicado. Seguí estos consejos para saber cuál es el aire acondicionado que necesitás en tu vivienda.

¿Qué aspectos evaluar antes de comprar el equipo?

Para saber cuál será el aire acondicionado adecuado para nuestro hogar, primero debemos determinar cuáles son los ambientes que queremos mantener fríos. De esta forma, podemos analizar qué tan grande es la habitación, si se encuentra correctamente aislada, cuántas aberturas tiene, cuánta luz natural recibe durante el día y qué otros electrodomésticos hay allí. También, debemos considerar qué tan rápido necesitamos que llegue a la temperatura ideal y cuánto estará encendido el aparato.

Con esta información podremos calcular cuántas frigorías deberá tener el aire acondicionado, su potencia y eficiencia energética. Mientras más grandes sean los ambientes de nuestro hogar, más potencia o frigorías deberá tener el equipo, ya que alcanzará más rápido la temperatura deseada y no necesitará estar funcionando mucho tiempo, permitiéndonos ahorrar dinero y luz.

¿Qué tipo de aire acondicionado te conviene?

Una vez elegida la habitación donde queremos instalar el aire acondicionado, será el momento de seleccionar el tipo de electrodoméstico que compraremos. Entre los más comunes, podemos encontrar 3 modelos ideales para hogares:

  • Split: son los más elegidos hoy en día. No solo necesitan poco espacio para ser instalados, sino que también nos ayudan a ahorrar energía y son los más silenciosos, ideales para colocar en habitaciones donde suelen hacerse reuniones o dormitorios.
  • Portátil: para aquellos que alquilan una propiedad y tienen inconvenientes para hacer grandes instalaciones, esta es una buena opción. Permite trasladarlo a cualquier ambiente del lugar y no necesita mano de obra para ser colocado. Sin embargo, suelen ser bastante ruidosos y de grandes dimensiones.
  • De ventana: estos aires acondicionados necesitan un agujero en la pared o ventana donde colocarse y ocupan mayor espacio que el tipo split. También, requieren mayor mano de obra, y esto deriva en mayores gastos de instalación. Sobre todo, la principal desventaja de este tipo de aires acondicionados es que no pueden ser quitados y usados en otro espacio u hogar.

¡Ya estás listo para elegir el aire acondicionado que más se adapte a tus necesidades y preparar tu hogar para el verano!