Saltear al contenido principal

Alejarse de la ciudad, sin dejar los afectos

Alejarse De La Ciudad, Sin Dejar Los Afectos

Son varios los factores que pueden llevarnos a querer abandonar la vida en la ciudad, como el tráfico, los abrumadores ruidos y los casos de inseguridad, para comenzar una vida más serena dentro de un barrio cerrado, alejados de todas aquellas molestias. Pero muchos creen que tomar esta decisión puede generar otro inconveniente: separarse de su familia y amigos.

Es frecuente pensar que mudarse a un country puede significar el distanciamiento de los seres queridos – factor que puede hacernos desistir de esta idea – sin embargo, hoy existe la tendencia de conformar pequeñas comunidades dentro del mismo, compuestas por familiares y amigos cercanos.

Día a día aumentan los casos en donde una familia decide mudarse a un barrio privado y al poco tiempo algunos familiares o amigos cercanos deciden instalarse en él. Puede ocurrir que la segunda familia esté incentivada por la primera, o que dos personas hayan tomado la decisión al mismo tiempo. También es normal que deseen comprar terrenos o propiedades aledañas para aumentar la cercanía, así como elegir sectores distantes para conservar su privacidad e independencia.

De esta manera, poco a poco se constituyen estas pequeñas comunidades, que permiten a sus habitantes combinar la tranquilidad y frescura de la naturaleza, características diferenciales de vivir en un espacio cerrado, con la cercanía a su círculo íntimo, que les permite sentirse contenidos y disfrutar juntos de estos beneficios.

Fuente: La Nación

Buscador de Propiedades