Saltear al contenido principal

2020 – Un año para construir

2020 – Un Año Para Construir

A pesar de la crisis que atraviesa el sector, existen varias razones para confiar en la industria de real estate:

Según Damián Tabakman, presidente de CEDU es importante “construir ahora, que en dólares está muy barato, sobre todo productos suburbanos porque la demanda es muy fuerte ya que, con la cuarentena, la gente no aguanta más viviendo en departamentos chicos en el centro”.

En Grupo Llanos te contamos las claves de porqué estamos frente a una oportunidad para invertir en la construcción

1) Condiciones favorables para la inversión inmobiliaria 

El gobierno ha anunciado beneficios impositivos para proyectos nuevos y creación de fondo fiduciario par llevar algo de alivio a un sector que está cuasi paralizado por la pandemia.

Por otro lado el lanzamientos de Precios Cuidados  para la Construcción, anunciado  por el ministerio de Desarrollo Productivo y diagramado por la Secretaría de Comercio Interior, incluye una reducción de 5% en los valores para diferentes productos destinados al sector.

Sumando a estas cuestiones  y por efecto de la crisis del dólar, referentes del mercado afirman que el costo de construcción está en su valor mínimo histórico. Posicionando así a la construcción como un  sector fundamental en la etapa de reactivación.

2) Resguardar el capital

En un contexto mundial de depresión económica producto de la pandemia, la inversión en ladrillos es, nuevamente, el mejor refugio para resguardar el capital y robustecer los ahorros. El ladrillo y más aún la inversión en proyectos en preventa y de pozo son siempre –y hoy más que nunca– una posibilidad de inversión muy atractiva y que genera la posibilidad de incrementar el capital en dólares, ya que se puede ganar hasta un 40% en la compraventa entre la inversión en pozo y la venta de la unidad terminada.

3) Dolarizar tus pesos

Dolarizar los pesos es un gran incentivo, y el mercado de proyectos en pozo se presenta hoy como una oportunidad única para dolarizar pesos y maximizar las inversiones. Bajo la coyuntura actual la inversión desde pozo es la opción ampliamente superadora y porque además las desarrolladoras están adaptándose a las necesidades del mercado, ofreciendo financiación en pesos y entradas con anticipos bajos. La entrada desde pozo permite no sólo resguardar hasta dolarizar capital sino que al ser una inversión de largo plazo permite “saltarse” la adversidad económica actual y apostar a futuro con la posibilidad de una recuperación.

4) Opciones de financiación

Actualmente hay una necesidad concreta de una buena línea de créditos tanto para la oferta como para la demanda, que ayuden a mejorar la productividad y reactivar al sector, necesidad que ya estaba presente incluso previo a la pandemia. Las desarrolladoras están adaptándose a las necesidades del mercado, lo que hoy significa ofrecer financiación en pesos y entradas con anticipos variables. Para aquellos que pagan anticipos y se adhieren a un financiamiento en cuotas, la inversión en m2 ha resultado una buena opción para el resguardo de capital.

5) Variedad de productos:

El mercado de tierras se encuentra en un buen momento, están surgiendo oportunidades que antes no aparecían, y se está tornando en un mercado más flexible. La vinculación está dada básicamente porque el vendedor está más permeable a recibir m2 en concepto de pago por parte del desarrollador/constructor (en algunos casos suelen permutarse 100% del valor del lote por m2), y esto abre el juego a que se puedan generar emprendimientos del pozo en diversas zonas.

Encontrá oportunidades para invertir  en nuestro sitio o utilizando nuestro buscador de propiedades. Además podés comunicarte con nuestros Asesores Comerciales completando el formulario online o a través de nuestro WhatsApp.