Saltear al contenido principal

2020: 10 Factores que marcaron el rubro inmobiliario

Como ocurrió en distintos sectores, la pandemia sacudió todas las previsiones que tenía el mercado inmobiliario. Las operaciones de compra venta, que ya venían con una retracción en los últimos dos años, se paralizaron prácticamente entre abril y julio.  Aunque parte de las transacciones empezaron a retomarse, el 2020 será recordado por ciertas características que distinguieron a la actividad:

  1. Caída de compra-ventas

En la Ciudad de Buenos Aires se labraron un 52% menos de escrituras que en 2019, año en el que el sector ya acumulaba números a la baja, según los últimos datos del Colegio de escribanos porteño.

  1. Sinceramiento de precios en dólares

Como consecuencia de la disparada del dólar y el ensanchamiento de la brecha cambiaria, los precios de las propiedades sufrieron una caída importante en dólares. 

Desde el sector opinan que las expectativas de crecimiento  truncadas por la pandemia, «ayudaron al sinceramiento y la baja de los precios de las propiedades que venían de estar sobrevaluadas desde el 2018. 

  1. El segmento usado, el más afectado

Principalmente porque las operaciones de este tipo de inmuebles se realizan en dólares billete y por lo general de contado. La mayoría de la gente elige mantener su capital con liquidez en dólares en vez de volcarlo a los inmuebles usados. 

  1. Precios «acordados» según los barrios

Una característica que se vio en los últimos meses fue una mayor negociación de los precios o «contraofertas».

  1. El cambio en la ley de alquileres

Tras la reglamentación de la nueva ley de alquileres, que introdujo cambios importantes en las locaciones a partir de julio, el mercado reaccionó con un aumento fuerte en los precios de los alquileres ante la retracción de la oferta. La suba de los alquileres promedió un 57% durante el año, casi 25 puntos porcentuales por encima de la inflación esperada.

  1. La rentabilidad, por el piso

Aún con la suba de los precios  de los alquileres, poner una propiedad en el mercado del alquiler sigue sin ser un buen negocio: de un 5,47% de retorno bruto anual de alquiler en noviembre de 2017,  la renta pasó a un 2,23%, en la actualidad. Esto implica que un propietario requiere de 44 años y 11 meses para recuperar la inversión: dos veces y media más que hace tres años, según ZonaProp.

  1. Oportunidades

Entre las mejores oportunidades que hoy ofrece el mercado figuran los emprendimientos desde el pozo que suelen requerir un adelanto en dólares y cuotas en pesos. Tambien la adquisición de lotes, ya que -con los bajos costos de la construcción que están en su mínimo histórico en dólares- el comprador puede capitalizarse con la construcción de una vivienda. Y finalmente, la compra de inmuebles al contado, en lo que pueden conseguirse buenas rebajas de precios.

  1. Verde y más metros cuadrados

Las inmobiliarias dicen que seguirá la tendencia por proyectos en barrios fuera de la ciudad de Buenos Aires. Segun Reporte Inmobiliario, el mapa de valores empezó a cambiar: «Zonas que tenían poca presencia y eran relegadas en las búsquedas hasta ahora. 

  1. Tiempos de venta según el producto

En 2020, en la Ciudad de Buenos Aires, el tipo de propiedad que se vendió en menos días fueron los departamentos, por el contrario, las propiedades que más tardaron en venderse fueron los terrenos, y como consecuencia también tuvieron un mayor margen de negociación».

  1. Las proyecciones para 2021

En este sentido, el 2021 no va a ser un año fácil, pero las expectativas son buenas: puede empezar un proceso paulatino de reactivación del mercado y puede ser un buen año en cuanto a cantidad de operaciones. Más de uno insiste en la necesidad de que la gente pueda contar con fuentes de financiación para acceder a la compra de su vivienda.